Respira

Respira  Si caemos al agua fría o tenemos un sobresalto dejamos de respirar. Es una reacción natural ante las amenazas, es la reacción ante el miedo. Por eso debemos habituarnos a hacer lo contrario, frente a una situación difícil o inesperada: respirar. Al inhalar aire y llenar los pulmones se desencadenan procesos que activan defensas, oxigenan la sangre, llevando vida y claridad a todas las partes de nuestro cuerpo. Respirar es vivir, pero también abrir los ojos, mirar de frente los problemas y poder entender las situaciones.

Respirar es comprender. Al normalizar la respiración le damos ritmo al corazón, dejamos de segregar adrenalina y podemos decidir con mas claridad.
Respira profundamente y llena tus pulmones de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s