Hoy es el día

Hoy es el día

Combatir la desidia, la procastinación, es una lucha diaria. El trabajo se acumula y lo vamos viendo ahí… “Luego lo acabo, más tarde me pongo…” Y un pitido del móvil, una noticia del periódico, cualquier excusa es válida para aplazar el trabajo. La sensación de culpa crece a la vez que crece lo que queda por hacer. Me reconozco en esta situación, no veo una solución agradable, el único camino que he encontrado pasa por ver el peligro inminente de los plazos que se agotan.
En el fondo está la sensación de huida, no afrontar que hoy es el día, hoy me pongo y lo acabo, hoy!
Decidir consiste en hacer, no es una posición mental, es una acción física, decidir es actuar, de una manera activa, lo contrario es aceptar que voy a decidir, pero que aún no me pongo en marcha y lo único que nos pone en marcha es el movimiento. La concentración consiste en prestar el máximo de atención en lo que estamos haciendo. Se ha acuñado un término “mindfullness” es decir, estar atento a todo lo que estamos haciendo, es una forma de meditación activa, ser conscientes de todo lo que se hace y hacerlo.
Hoy es el día, hazlo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s