Con Pasión, compasión

Con Pasión, compasión

Afrontar la vida de una manera apasionada es a la vez que acto heroico, lo que da sentido a nuestra existencia. La pasión nace del sentimiento, de la emoción, con pasión se consiguen los triunfos y con pasión se sobrellevan las derrotas. El ser apasionado se entrega sin límites, sin reservas, todo o nada, victoria o derrota, pero aún perdiendo es el protagonista de su propia gesta. Por el contrario hay gente que vive en la compasión, similar en el tono pero diametralmente opuesto en el sentido. Vivir en la compasión significa vivir desde el miedo a no llegar, con la pena como bandera, con el sacrificio de lo inútil como escudo, en el convencimiento de que no es merecido. La compasión como enseña de vida es innoble porque apela a nuestros sentidos más ínfimos, vivir por compasión no es vivir, es prestar un soplo de vida, pedir por caridad un beso, mendigar una caricia. Ni es vivir ni es dar vida. Con pasión se puede morir de tanto vivir, por compasión se alarga la vida pero se hace eterna en el sufrimiento.
Me niego a vivir por compasión y a que me amen por lo mismo, vivo y amo por pasión, es lo que mueve mi vida y si no la encuentro la creo y si noto que mi entrega no obtiene correspondencia, quizá sea hora de cambiar de mares y buscar nuevos vientos.
Pasión por la vida, pasión en el amor, no tengas compasión de mi porque soy libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s