Buscando la luz

Buscando la luz

La forma y el color de las cosas viene dada por la luz que recibe, las matiza, redondea o aviva los tonos, recorta aristas y proyecta sombras, sin luz no ocurre esa magia. De la misma forma pasa con las situaciones complejas de la vida y sobretodo en las relaciones humanas, parece que se va apagando la luz inicial, todo se confunde, las sombras ganan terreno y vivimos en un mundo de penumbra, donde imperan los niveles de gris. Nada es blanco ni negro, todo se confunde en una mezcla sin matices, sin alegría. Vamos transitando sin pena por unas calles de nuestra vida donde no alcanza ni un rayo de luz y de repente, al girar una esquina, entra la luz, cegadora al principio, tenemos que pararnos porque no vemos el camino de tanta luz y poco a poco apreciamos las cosas con sus contornos, los colores vivos, volvemos a recordar los colores de la vida, la alegría de la vida. La luz es conocimiento, revelación, iluminar la senda por donde transitamos. Sin luz hay confusión, tropiezos, falta de perspectiva porque no podemos ver más allá de lo que tenemos delante, con luz, en cambio, se nos abre el horizonte, recordándonos que nuestra vida llega allá donde alcance nuestra propia luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s