Decir NO

Decir NO

La afirmación de una forma de entender la vida o una situación concreta, no tiene porqué ser SÍ. Aprender a decir NO es difícil. El miedo a no gustar, hacer lo políticamente correcto aturde hasta el extremo que ante lo evidente, lo absolutamente claro, en lugar de negarnos, aceptamos.
Decir NO tiene una fama injustificada y no es real. Podemos tranquilamente, es más debemos decir NO al sufrimiento, NO al dolor, NO a la injusticia, NO a que nos humillen, NO a la dependencia, NO a vivir una vida que NO quiero.
Hechas estas reflexiones, ahora el NO ya va teniendo connotaciones liberadoras en lugar de opresoras, la negación de vivir una vida por debajo de la felicidad. El SÍ puede ser patrimonio del intolerante, te pide, exige tu SÍ para obtener su sosiego y su tranquilidad, aplicable al plano personal y al social, incluso el de la política.
Vivimos tiempos de búsqueda personal, embarcados en caminos de iluminación, “todo a zen”, la verdad es más sencilla y más evidente, se encuentra en nosotros, en nuestro interior, el camino interior no viene de fuera hacia dentro, no consiste en leer libros de oriente ni autoayuda ni empezar prácticas holísticas. Nuestro camino es personal, no impuesto ni mucho menos seguir una estela que no es la nuestra, porque toda búsqueda interior no parte de un posicionamiento estético ni mucho menos de imitación. Aparece de una inquietud por sosegar el alma, entender qué hago aquí y cómo puedo mejorar mi relación con la gente y con mi entorno. Mejorar mi relación personal, autoestima, respeto, amor hacia los demás, desde el convencimiento que el amor es un acto altruista que significa dar. La espera de recibir lo que doy es otra cosa, quizá entra dentro del querer o algo más peligroso: poseer. Imaginarnos poseedores del amor de otra persona es una confusión total que requiere meditar profundamente sobre los valores propios.
Al meditar podremos conectar con ese yo interior desde la humildad y desde el amor que da y no espera recibir.
Meditar es equilibrar el SÍ y el NO, empezar a vislumbrar claros y oscuros, salir de las sombras y entrar en la luz.
NO sufras, di que NO
SÍ a la vida SÍ al amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s