La adaptación al Miedo

La adaptación al Miedo

Según postulaba Darwin, la evolución de las especies se produjo por la selección natural, debido a la adaptación al medio. Las características más apropiadas hacían que una especie iniciara unos cambios morfológicos para aprovechar mejor su comunión con el entorno en el que se desenvolvía.
Al cabo de los años, la especie humana ha seguido haciendo lo mismo, ha ido haciendo una selección natural de la especie, creando sub-especies. Ahora bien, el ser humano no se ha adaptado al Medio, sino que lo ha hecho al Miedo. Ha creado una serie de barreras que le impiden apreciar con claridad las injusticias sociales, dramas raciales, despropósitos políticos, conflictos personales y de pareja.
La adaptación al Miedo genera bloqueos, paranoias, dificultad para discernir entre lo correcto e incorrecto, justo e injusto, porque el miedo es el gran bloqueador universal.
Históricamente, los grandes grupos de poder, Estado, Iglesia y Ejército lo han usado para controlar al pueblo. Bajo la apariencia de libertad y de democracia, dejan que la gente suponga que decide, sin embargo el Miedo vuela sobre nosotros en forma de falta de trabajo, desahucios y que lo peor está por venir, nos lo dicen los de Europa, nos lo dicen los de Estados Unidos y el lenguaje es universal: Miedo.
El mecanismo funciona también a pequeña escala, esa es la ventaja del Miedo, es parametrizable según la necesidad. Miedo a la culpa, Miedo al fracaso, Miedo al amor, Miedo al… propio Miedo.
No hay fórmula para vencer al Miedo. El Miedo no se vence, al Miedo se le planta cara y se convive con él. Siempre va a estar ahí, al otro lado de la balanza, esperando su oportunidad, acechando. El miedo se nutre de nuestra inseguridad, ve grietas pequeñas de duda y se filtra por ahí creciendo rápidamente.
El miedo ocupa todo el espacio que tú le dejas.
Cuanto más especio le des, más pequeño serás tú, hasta llegar a gobernar totalmente tu vida, bloqueando las cosas más elementales y básicas para vivir con dignidad.
Vivir sin miedo no es vivir, no es real, se vive con una dosis de miedo, porque bien empleado puede ser útil como recordatorio de situaciones peligrosas, como recordatorio no como imposición de un peligro universal.
El Miedo se alimenta de Miedo.
No te adaptes al Miedo, vive con ilusión, valora los problemas desde la perspectiva de su solución y no desde el fracaso.
Todo cambia, nada es para siempre, ni el Miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s