Sí…si

Sí...si

Siempre hay dos caminos entre el sí y el no sé, está el Sí rotundo, afirmativo, acentuado y el si condicional, si ocurriese esto quizá yo haría lo otro, si él quiere yo también.
La vida tiene que venir acentuada, Sí.
El otro “si” es dejar que las cosas pasen, no dependiendo de uno mismo, dejar que el devenir me lleve y que la decisión del otro condicione mi vida.
Si hubiese hecho lo correcto cuando pude!
Sí, lo hice, me equivoqué y no hay más, porque lo decidí yo.
Lamentarse por lo no hecho es un bucle sin fin.
Aprender a decir Sí pasa por asumir que también sabemos decir No.
Curiosamente “No” es aún más rotundo, no tiene apreciaciones. El único matiz que tiene el NO estaría en el “pero” , No lo quiero pero no tengo otro remedio.
Vivir desde el Sí acentuado requiere valor y también comprensión, hay gente muy valiente que entra en situaciones del Si sin acentuar y no dejan de ser valientes, los hechos nos superan, es necesaria la ayuda de un terapeuta.
Cuando alguien te pregunta si le amas, ese Sí va acentuado.
Si de verdad dices Sí no habrá No que se te resista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s