Somewhere over the rainbow

Somewhere over the rainbow

Sólo las finas gotas de agua filtran la luz creando esa maravilla de colores en el arcoíris. A veces las lágrimas de tristeza son el preámbulo de la felicidad.
El algún lugar siempre luce un arcoíris, la voluntad de la felicidad nace desde nuestro propio interior. Ese lugar no hay que buscarlo muy lejos, está en nosotros, la maravilla se produce cuando lo dejamos salir al exterior. La alegría provoca alegría y la felicidad contagia felicidad.
Los colores del arcoíris se ordenan en el espacio según la vibración de la luz. Los violetas vibran a diferente intensidad que los amarillos, por eso tenemos días más luminosos y otros menos, depende de nuestra vibración.
Buscar un lugar donde encontrarnos feliz es necesario y hallarlo es imprescindible, a veces no depende con quién, es más importante hallar o crear la felicidad y luego compartirla.
Días de sol, días de lluvia, en definitiva, los días se llenan de vida y nosotros proporcionamos esa vida.
Somewhere over the rainbow … with you.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s