a flor de piel

a flor de piel

La sensibilidad tiene niveles de profundidad, no es lo mismo lo sentido que lo expresado. Puede haber personas extraordinariamente sensibles, de una percepción emocional, artística o anímica superior a la media y sin embargo no demostrarlo exteriormente. De la misma manera que se puede dar el caso al revés, sensibles evidentemente aparentes que se emocionan por nada y lo demuestran de manera evidente.
Eso se conoce como sensibilidad a flor de piel, hermoso término. No sé de dónde procede la expresión, debe ser que la mera observación de una flor ya recoge la esencia de la sensibilidad o la fragilidad de su corta vida.
Sea como sea, las personas que se emocionan y sienten la pasión como un torbellino que les va llevando a bandazos viven momentos de intensidad única.
Poder ver con sus ojos, oír con sus oídos y lo mejor, sentir en su piel el tacto de las emociones debe ser una experiencia única.
Quizá exista un aprendizaje para abrir nuestros poros de la piel y que asemejen pistilos para que recojan el polen de la belleza.
Para los no tan sensibles siempre les queda la emoción expresada en el arte, ese lenguaje que no necesita de traductor y que conecta más allá de la dermis y entra en las entrañas, porque de la misma forma que hay una sensibilidad que recorre la piel hay otra que te atrapa por dentro y se te mete en el estómago y te estremece. Músicas, pinturas, esculturas o tus ojos cuando no me doy cuenta que me estás mirando y te sorprendo con esa dulzura que me entra desde la piel hasta el interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s