Verde (de los colores del alma)

Verde (de los colores del alma)

Se dice que la esperanza es verde, quizá porque es el color que aparece al mezclar el azul del cielo y el amarillo del sol. Allí, hay un manto verde, el de las ocasiones que vendrán, los caminos por recorrer.
El verde del campo siempre es una promesa de los frutos que madurarán. Los bosques, estepas, árboles frondosos.
El verde transmite valores ecológicos, valores de unión con la tierra, brotes.
El verde es un color santo en el islam.
Verde que te quiero verde…
Aún por madurar, en proceso de perfección.
Y el verde a veces es un color de paso para llegar a naranjados o rojos, amarillos, es el color de que el proceso va bien, sigue su curso para llegar al tiempo de la recolección, donde las promesas se convierten en realidades y aquello que estás esperando día a día, mes a mes, cuidándolo, mimándolo, florece y agradece.
Al utilizarlo como adjetivo cambia totalmente el sentido de la frase, “ese viejo verde”, “la revolución verde”, “ese chico está aún muy verde”.
Hasta la zorra, en su empeño por alcanzar las uvas, allá en lo alto, las desestimó, porque aún estaban verdes.
El verde es el estado de contemplación, aún no se puede disfrutar de ello, sólo mirarlo y esperarlo. Como tantas cosas en la vida que vale la pena esperar. Porque sólo aquello que amas con locura puede valer tanto la espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s