¿Volamos?

volamos

Tomo impulso y salto hacia arriba, por unos segundos el momento de subir y el de bajar se equilibran, quizá sea una milésima de segundo y la sensación es la de volar. Levito en el aire, floto, nada me atrae hacia abajo ni hacia arriba, estoy en una posición irreal dentro de la realidad. Me gusta, es placentero, demasiado rápido para notarlo de una manera totalmente consciente, es más imaginado que vivido.

Al besar, me ocurre algo igual, por segundos floto en el espacio, cierro los ojos y no estoy arriba ni abajo, vivo levitando una milésima de la eternidad.

Besar y ser besado es una fuerza superior a la de la gravedad, desmagnetiza las brújulas indicando locamente Norte-sur-este-oeste, paraliza el tiempo, alargándolo a su voluntad y haciendo del tiempo un placer en lugar de una esclavitud.

Volar con un beso es la forma más intrépida de lanzarse al vacío, flotar en el espacio, vivir en el límite del abismo sin miedo a la caída, porque nada te puede hacer caer.

Y al acabar el beso queda el perfume y el recuerdo de la levedad del vacío. La nostalgia de flotar nuevamente y el deseo de no abrir los ojos.

Volar besando de manera ingrávida mientras dura la tregua contra la física y tú yo unidos por una línea imperceptible que solo se quiebra con la distancia…al separarse nuestras bocas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s