Perseguir tus sueños

sueños

Empezar a perseguir sueños es un primer paso hacia ilusionarse. Al cabo de unos años, seguir persiguiendo sueños es un síntoma de que no has avanzado. Ahora ya es el momento de atraparlos. El explorador sigue las pistas, va mirando al horizonte, huele el aire, busca indicios y se pone en marcha, hasta que consigue ver que persigue. Una vez hecho eso, trata de alcanzarlo.

Si nos pasamos la vida intentando algo nos convertiremos en expertos en intentar y lo que debe ser es un paso, no el fin, ya que nuestro objetivo es conseguir lo deseado no desear lo que no conseguimos.

En el amor se produce la paradoja de que muchas veces la persecución excita más que alcanzar lo que amamos. Puede ser enfermizo y que nos hayamos quedado en una fase en lo que de verdad deseamos sea utópico o creamos inalcanzable y por ello nos convence la idea de seguir intentando sin alcanzarlo nunca.

De la misma manera que hay que prepararse para perseguir, también debemos prepararnos para alcanzar. Darnos cuenta de que lo que buscábamos es lo que tenemos es un paso importante hacia la calma y la realidad de uno mismo. Solo sabiendo lo que deseamos podemos atraparlo.

La ilusión de lo que será es una trampa para no avanzar, nos da miedo comprobar que la realidad puede ser diferente a la ilusión. Es falta de madurez. Propio del niño que cree que nunca acabará la película y que los globos cuando se escapan y suben hacia el cielo van a un lugar mejor.

Los sueños nos hacen mejorar, correr, avanzar, madurar y sobretodo sirven para atraparlos. Es su función, si no fuese así, serían pesadillas.

La frustración muchas veces pasa por nuestra propia proyección, ponemos tanto, tanto en lo que va a pasar que luego siempre nos defrauda, aunque lo que está pasando sea verdaderamente maravilloso. Debemos estar abiertos a recibir.

Atrapar sueños y crear otros para seguir con la ilusión de levantarse cada día con el propósito y acostarse con la satisfacción de lo alcanzado.

Anuncios

Un pensamiento en “Perseguir tus sueños

  1. Las ilusiones nos hacen estar vivos y la realidad, estar con los pies sobre la tierra. Combinar ambas cosas en su justa medida ya es todo un reto pero nos mantienen despiertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s