Pequeño Paraiso

Circulando en bicicleta por mi ciudad, mirando distraídamente los diferentes rótulos que veo a izquierda y derecha, se me queda uno en la retina : Pequeño Paraiso. Pertenece a un bar minúsculo. Es un rótulo de colores llamativos que enmarca las palabras entre palmeras. Sonrío porque me parece tierno imaginar un paraiso pequeño.

Desde siempre, el paraiso es el sueño de todo lo mejor que vendrá después de sufrir una vida de esfuerzo. ¿Cómo va a tener dimensión un lugar que es lo mejor? El paraiso no es ni grande ni pequeño, el paraiso es la maravilla, la abundancia, todo.

Esa modestia del propietario del bar al definir su lugar como pequeño paraiso es conmovedora. Ofrece lo poco que tiene, pero te dice que es lo mejor.

A veces no somos conscientes que ofrecer lo que uno tiene es mucho, en algunos casos todo. Ese paraiso de bolsillo está al alcande de pocos ya que es tan pequeño que sólo lo tiene el dueño del bar y sin embargo lo ofrece a la clientela.

No se puede ser más honesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s