Almana

Imagen

Almana

Te la puedes encontrar por los pasillos del colegio, en las aulas de la Universidad, en el trabajo, de forma casual o siendo presentada por un conocido. Pero la característica principal es que desde que la ves, conectas. No es por el físico, ni por su inteligencia, ni por su risa… o quizá es por todo eso. Es la persona con la que te encuentras bien, congenias. Se abre una puerta que conecta al uno con el otro o a la una con el otro, porque lo que tiene es que no conoce de género. La unión va más allá y perdura en el tiempo. La afinidad es tal que aparece siempre la pregunta ¿nosotros ya nos conocíamos no?
Pero no, conscientemente no. Debe haber una repetición de vidas o una similitud de sentimientos para que ocurra este encuentro.
Yo le llamo “Almana”, alma hermana.
Tengo varias, porque no existe un número limitado, aparecen y se quedan contigo para siempre.
Yo soy afortunado, soy de una familia numerosa de almanas.

Anuncios