coNrazón, corazón

Imagen

coNrazón, corazón

La importancia de la “N”, la razóN le dice No al corazóN, pero No sabe de la Necesidad. Es difícil valorar con la cabeza los sentimientos que se producen en el corazón. Nadie puede aconsejar, ni uno mismo porque no existe un patrón a seguir ni una norma, el corazón siente de forma independiente al resto del cuerpo, pero afecta a todos los órganos.
La elección, si la hace la razón carecerá de chispa, de calor, porque atenderá a motivos empíricos, de prueba error y experiencia, mientras que si nos dejamos llevar por la emoción, un paso nos conducirá a otro y ese torbellino de situaciones hace que la vida tenga más color y sea más intensa.
Con razón no se llega al corazón. Sólo se le llega con emoción, con sentimiento, con amor, porque el corazón no solo bombea sangre, lleva vida a todas las células y sobretodo a la más importante, al alma, porque le da la fuerza para superar dificultades, ver color donde solo hay blanco y negro y levantarse de la cama un día tras otro buscando la oportunidad de ser feliz.
El corazón guía los destinos del alma y la razón le advierte de los peligros, pero ¿quién dijo que sería fácil?

Anuncios