No me cuentes tu histeria.

Imagen

No me cuentes tu histeria.

Cada uno tenemos nuestra propia historia que creamos día a día, para cada uno, es la más importante, de hecho, nos ha pasado a nosotros. Es interesante escuchar a los demás, incluso es sano comparar nuestra propia vida con la de los otros ya que eso añade perspectiva. Lo que no interesa y hay que huir rápidamente, es de aquellas personas que confunden historia con histeria, personas que pretenden vivir tu vida, decirte lo que es correcto y lo que no lo es, manejar tus deseos, manipular tus ilusiones y hacer de tus triunfos sus triunfos y de sus penas las tuyas. Huye, ponle límites, despeja tu vida de histeria y llénala de historia, de tu propia historia.

Anuncios